martes, 27 de mayo de 2014

La Toscana II. Una ruta por La Toscana y La Umbría




La Umbría.

Carreteras por la Toscana rodeados de girasoles

Ruta III: Todi - Civitá di Bagnoregio - Pitigliano

De Monte San Savino a Todi tardamos una hora y veinte minutos. Todi pertenece a la provincia de Perugia y se encuentra en lo alto de una colina que se alza sobre el valle medio del Tiber, en la Umbría.

Habíamos leído sobre la ciudadela, sobre las murallas y sobre todo, de la emblemática Piazza del Popolo considerada por muchos como una de las más bellas plazas medievales de Italia.

Todi con su pasado etrusco, se encuentra en lo alto de una colina y conserva tres murallas concéntricas, la etrusca, la romana y la medieval, que aunque no se mantienen las tres en su totalidad, se puede apreciar los vestigios que quedan de ellas por la ciudad, y así se puede uno imaginar como fue creciendo la ciudad en las diferentes etapas. 

La antigua "Tútere", que su nombre significa límite o frontera, se integró en los territorios dominados por los etruscos en las zonas del sur del río Tíber. En el escudo de la ciudad aparece uno de los signos de la identidad etrusca, un águila que en sus garras sujeta un trozo de tela, que cuenta la leyenda, que los etruscos buscando un emplazamiento siguieron a un águila que les robó una tela y llegaron a una colina, estratégicamente perfecta,  cerca de río Tíber donde fundaron la ciudad.

Vista de Todi desde la muralla  romana
Desde el tren cremallera
La Tútere etrusca se alía con Roma en el s. III a.C. perdiendo así su identidad etrusca y en el s.I a.C. se convierte en Colonia Julia Fida Tuder llegando a tener derecho de acuñar moneda propia.

A éste pasado romano, a parte de los vestigios que quedan de sus murallas, quedan tres puertas de entrada a la ciudad "Porta Libera", "Porta Aurea" y "Porta Catena"  y desde estas se puede apreciar, por la Vía Mezzomuro y Vía de la Rocca, la muralla etrusco-romana.

Los romanos construyeron el Foro, el Mercado, el Anfiteatro y las Cisternas romanas intramuros y Templos dedicados a Júpiter. En la Edad Media, s. XII, la ciudadela de Todi se ve implicada en las diferentes disputas territoriales y de poder, es entonces cuando se empiezan a levantar el tercer circulo de murallas y las puertas de entrada "Porta Perugina", "Porta Amerina" y "Porta Romana" que son las puertas de salida actuales de la ciudad.

Entramos a Todi por la circunvalación que viene de Orvieto y dejamos el coche en el aparcamiento público, en la zona baja de la ciudad. Hay zona de picnic y zona para caravanas y aseos públicos. Desde aquí hay un tren cremallera o ascensor que nos sube a la zona alta de la ciudad, al casco antiguo. La puerta de entrada de esta zona es la "Porta Orvietana" .


Il Duomo Santa María Assunta



Todi es una ciudad tranquila y acogedora, que guarda en su interior una gran riqueza histórica,  arquitectónica y artística, y que a pesar de su riqueza mantiene el equilibrio entre la habitabilidad y el gran atractivo turístico. Y ha sido referente para el estudio de universidades norteamericanas como uno de los modelos de ciudad más habitables de Europa. También referente en el estudio de arquitectos, artistas y urbanistas como modelo de ciudad integradora y conservadora  de su patrimonio histórico.
Piazza del Popolo
En el Gran Caffé Serrani
Vista desde la Piazza Garibaldi
La Piazza del Popolo Piazza Maggiore es un conjunto arquitectónico rectangular en el centro del casco histórico. Se encuentra rodeada de Palacios que representan tanto el poder civil como el eclesiástico.

 Después de un descanso en el Gran Caffé Serrani en la misma Piazza del Popolo, recorrimos los edificios más emblemáticos y buscamos un restaurante que vimos recomendado en Tripadvisor, la Antica Hostería de la Valle en la Vía Augusto Ciuffelli, 19. Buena recomendación!! todo exquisito.

Los edificios más representativos en la Piazza son: el Palazzo dei Priori, data de 1293 y fue sede de la podestà, los priores y los gobernadores papales, cuenta con una torre preciosa y ventanales renacentistas.

El Palazzo del Popolo, Ayuntamiento, que data de 1213, unos de los más antiguos de Italia, alberga una pinacoteca y salas museísticas de arqueología etrusca y romana.

Il Duomo, la Catedral, de Santa María Assunta  que nos recibe con una esplendida y señorial escalinata. Construida a principios del siglo XII, de estilo lombardo, alberga numerosas obras de arte. La fachada, cuadrada, es de mármol rosa y blanco. 

A la izquierda del Duomo se encuentra el Palazzo Vescovile de finales del siglo XVI y enfrente se encuentra el Palazzo Cesi. Todos ellos forman un bellísimo conjunto arquitectónico.
Santa María della Consolazione

Otro de los edificios más impresionantes de Todi es la Iglesia de Santa María della Consolazione, que se encuentra en el Viale della Consolazione a las afueras en el tercer circulo de las murallas, en la circunvalación.

Esta Iglesia está considerada como la obra del Renacimiento más importante de la Umbría. La autoría, después de muchos estudios, se considera que es de Bramante. Es una obra maestra donde muchos de los artistas que colaboraron con él, posteriormente brillaron con luz propia, como Ippolito Scalza, Galeazo Alessi, Baldassare Peruzzi, Antonio de Sangallo el joven.  

Visitar Todi sería una de mis recomendaciones imprescindibles para entender la Umbría.




Cività di Bagnoregio

"La più bella piccola città in Italia"
Como en la cita que viene a la entrada de la ciudad, Cività di Bagnoregio nos pareció uno de los pueblos más bellos de Italia.

Desde el aparcamiento (obligado dejar el coche) aparece a lo lejos como una antigua fortificación, como uno de esos pueblos medievales crecidos a las faldas de un monasterio, inexpugnables, mágicos, con la sensación de que en cualquier momento desaparecerá... y desde luego es así como se le conoce: "La città che scompare" la ciudad que desaparece o la ciudad que muere, porque está construida encima de una montaña de tufo.

Las colinas de areniscas tufaceas tienen un color característico parecido a las arenas del desierto, terrenos arcillosos, que con los movimientos sísmicos y las inclemencias del tiempo van erosionándose y con el tiempo tienden a desaparecer.


Para llegar a ella sólo hay un acceso, un puente peatonal
impresionante, de unos 100mts ascendente, que comunica la Cività con el pueblo de Bagnoregio que queda a 1 km. más o menos.

En lo alto del pueblo se observa un paisaje maravilloso, el Valle dei Calanchi con sus tierras pertenecientes a la región de Tuscia, llamado así por sus antiguos habitantes, Los Tuscos. 

Una paisaje diferente a los de la Toscana, son pequeños valles salpicados de colinas arcillosas y surcos, los colores  de alrededor nos muestran las diferencias geológicas de donde nos encontramos. Por sus características, en el 2006 fue incluida entre los cien sitios más amenazados del mundo, que tienden a desaparecer.

Cività di Bagnoregio se encuentra al sur de la Toscana, en la zona norte del Lacio, pertenece a la provincia de Viterbo y se sitúa entre Orvieto y Viterbo, cerca del Lago Bolsena.


Detalle del interior de la Cività
Andar por el pueblo es un paseo entre casas de piedra y calles adoquinadas, que sus habitantes adornan con flores y plantas, consiguiendo  refrescar todos los espacios urbanos, aunque era 24 de Julio y podréis apreciar que no hacia nada de calor, más bien fresco, y por la altura y la situación los vientos refrescan todos los rincones. 

En el pueblo viven unos 10 habitantes fijos, aunque en verano aumenta. Hay un B&B con muy buena pinta y varios restaurantes, también un bar. Una experiencia fantástica debe de ser dormir aquí y poder contemplar el anochecer y hacer fotos. En otra ocasión será, os aseguro que  me gustaría volver.

Os dejo con una imagen de la Cività de Bagnoregio nevada, es de una postal que compramos, y os dará una idea de lo que debe de ser "la ciudad que desaparece" cubierta de nieve o de niebla.... desde luego una imagen cinematográfica.
Cività di Bagnoregio cubierta de nieve



Pitigliano



Vista de Pitigliano desde la carretera
La entrada por la carretera a Pitigliano te ofrece imágenes muy características de esta zona, pueblos encaramados en lo alto de una colina, ríos y mucha vegetación.  Pitigliano se situó sobre un promontorio de toba volcánica y a sus pies se encuentran los valles donde transcurren los ríos Lente y Meleta.

Se encuentra en la Toscana, justo en el linde con el Lacio y pertenece a la provincia de Grosseto. Todo este territorio se conoce como la Maremma, una zona con vegetación agreste, antiguamente con zonas pantanosas, y con unos paisajes preciosos que llegan hasta la costa.


Piazza della República
El asentamiento de Pitigliano, al estar entre dos ríos, fue creciendo a lo largo del promontorio adaptándose al paisaje, por la erosión de los ríos fue convirtiéndose en una planicie fortificada en lo alto, rodeada de precipicios. Por sus características tanto geológicas, geográficas como estratégicas, tuvo importantes asentamientos etruscos,  hay numerosas excavaciones arqueológicas que lo atestiguan.

En la Edad Media también tuvo vital importancia, con las luchas entre las familias longobardas y toscanas. Pero una de las historias que más nos llamaron la atención fue que a Pitigliano se la conoce como "La pequeña Jerusalén". Hay un pequeño cartel que te indica la entrada al barrio judío.


Parte del Acueducto
Desde comienzos del siglo XVI, Pitigliano se convirtió en refugio de comunidades hebreas que huían de Roma, expulsados por el Papa Pío IV, y de muchas partes de Italia,  donde eran perseguidos como consecuencia del auge de la intolerancia promovida por la Contra-reforma.

En Monte San Savino, donde nos hospedábamos, también es uno de los refugios de los judíos que huían.  La comunidad hebrea  y la cristiana mantuvieron siempre una convivencia modélica, de respeto mutuo y tolerancia. En la Segunda Guerra Mundial mermó la población hebrea por sus persecuciones, muertes y deportaciones, la población de Pitigliano ayudó y escondió a muchos con una red de solidaridad que salvó muchas vidas, a pesar del miedo y el hambre. El antiguo gueto y los edificios más emblemáticos, como la Sinagoga, el Forno, una carnicería kosher, un baño, una bodega... y el Cementerio Judío, han sido reconstruidos y conservados con un gran respeto por su forma original.
http://www.lapiccolagerusalemme.it/Pages/il%20quartiere.htm  

Recorrer Pitigliano despacio, y poco a poco descubrir la historia que emerge sobre nuestros pies, consigue ponernos la piel de gallina. Nos faltó tiempo, pero pudimos hacer una panorámica de la estructura de la ciudad y de sus principales monumentos: El Castillo de los Orsini, El Barrio Judío, Il Duomo y Vía Cave (pasadizos excavados en la roca que posiblemente conducían a las necrópolis y lugares de culto etrusco). La muralla y las viviendas (construidas adosadas sobre altas paredes de toba) forman todo un conjunto defensivo.


Piazza San Gregorio VII

Con un juego de azules en el cielo, y las cálidas luces de las farolas de las calles, los  anocheceres toscanos tienen mucho encanto, nos decidimos a cenar en una terraza de la Piazza San Gregorio VII, justo enfrente del Duomo, "Le Logge Bistrot" Trattoria-Enacoteca. Muy recomendable!! Probamos el vino blanco "Bianco de Pitigliano" y de postre los típico "Biscuit pitigliano e vino santo" una especie de "rollets i mistela".


Vista panorámica de Pitigliano anocheciendo.




Ruta IV:  Arezzo - Cortona (Toscana)


Arezzo



Corso Italia
Arezzo se encuentra en la parte oriental de la Toscana, a las faldas de los Apeninos, y próxima al río Arno. Siempre ha sido un importante centro de comercio desde tiempos de los romanos y también un  bastión defensivo, la antigua (Arretium), estaba situada en la Vía Cassia, un camino hacía la Galia Transalpina. La ciudad prosperó gracias a la manufactura del oro y la cerámica. Conserva un bonito núcleo medieval y un significativo patrimonio artístico.

Pasear por Arezzo te traslada, irremediablemente,  a su pasado medieval, pero sin duda la imagen que enseguida te viene a la cabeza es la de "Buongiorno Principessa"!!!   de "La Vita è Bella".


Bajando la calle hacía la Piazza "La vida es bella"
Sus calles, que conservan todo el encanto de una ciudad toscana, tiene la tranquilidad y el ritmo de una ciudad, que a pesar del impacto turístico, continua con su trabajo, sus oficios, su vida... como sí los visitantes que a diario la visitan no interrumpieran para nada su vida. 

Las calles te llevan, como en el paseo en bicicleta de Roberto Benigni, hacía la plaza principal, el corazón de la ciudad,  La Piazza Grande o Piazza Vassari.
Entramos por la histórica calle Corso Italia, ahora llena de tiendas elegantes y edificios antiguos, el Corso es el escenario de la passegiatta o paseo de la tarde (en todas las capitales que estuvimos nos dimos cuenta de la importancia que le siguen dando a esta costumbre y lo elegantes que se visten para la ocasión.)

Girando a la izquierda nos encontramos con La Pieve di Santa María, con sus arcos y loggias, su campanario era conocido como la Torre de los mil agujeros, por las filigranas arquitectónicas, siguiendo la calle se llega a la plaza principal de Arezzo, una plaza inclinada que, desde luego, no deja indiferente al visitante.


Ábside y loggias románicas de la Pieve di Santa María
La Piazza está rodeada de edificios de periodos y estilos diferentes .Consigue un conjunto arquitectónico armonioso e impresionante. Es el escenario de la fiesta más importante, La Giostra del Sarraceno, un torneo de justas que se celebra dos veces al año y revive la pericia militar del siglo XVI. Se enfrentan cuatro barrios y es un autentico festival medieval.

Vista de una de las fachadas de la plaza con el pozo a la izquierda
La Piazza desde las escaleras donde se aprecia la inclinación
Las fachadas de los edificios se engalanan con los blasones preparándose para las fiestas. Hay muchas tiendas de anticuarios, uno de los negocios más arraigados en Arezzo, y del que se celebra un mercadillo de antigüedades famoso en toda la región. Es una tierra muy vinculada al arte y muy fructífera en el Renacimiento.  Grandes artistas son oriundos de estas tierras. Vassari, nacido aquí, halló la fama como arquitecto trabajando en proyectos como  la columnata en la Piazza. También Petrarca, cuya casa se puede visitar y por supuesto Piero della Francesca, probablemente el mejor pintor de principios del Renacimiento.

Piazza Grande
Volviendo por Corso Italia, girando a la derecha nos encontramos con la Piazza San Francesco donde se encuentra la Basílica di San Francesco (abierto todos los días) donde se puede visitar el extraordinario fresco pintado por Piero della Francesca "La Leggenda della Vera Croce". El extraordinario fresco representa la historia de la cruz empleada en la crucifixión, su origen y redescubrimiento después de que se hubiera perdido. La obra exhibe la maestría de pintor en la perspectiva, el color, la geometría y la composición.

Capilla Bacci de la Abadía
Piero della Francesca, erudito y pintor, es recordado como el padre de la perspectiva en la época temprana del Renacimiento. Sus teorías influyeron en artistas como Perugino, Signorelli y Giovanni Santi, padre de Rafael. Sus innovaciones y su exquisito trabajo fueron una proeza que no se igualó hasta un siglo después. Piero murió en 1492, el mismo día que Colón descubrió América, una fecha señalada como el comienzo de la Era Moderna.

"Los frescos de la Capilla Bacci, familia rica de Arezzo, de la basílica de San Francisco, cuentan la historia de la Leyenda de la Vera Cruz, la madera que se usó en la cruz de Cristo."

"Esta escena de la Anunciación es incluida en el tema de este ciclo por iniciativa del pintor. La Anunciación no es estrictamente parte de la Leyenda de la Vera Cruz pero probablemente fue incluida por Piero della Francesca debido a su significado universal." Fuente:http://www.lasalle.es/santanderapuntes/arte/renacimiento/pintura/xv/piero_della_francesca_historia_de_la_cruz.htm

"La Anunciación" de Piero della Francesca
Después de comprar las entradas, para poder visitar la Basílica de San Francesco y contemplar los frescos, nos fuimos a comer. Hay unas franjas horarias asignadas y puedes elegir, para que no se produzcan aglomeraciones, el importe de la entrada son 4,00 euros.

Caía una fina lluvia y vimos un restaurante con una terraza en la Piazza Grande, justo a los pies de la Pieve di Santa María, Ristorante "La Curia" y fue una excelente elección. Comimos de maravilla, bajo el paraguas de las sombrillas del restaurante,  en un entorno impresionante. La lluvia cesó enseguida, pero dejó una plaza casi vacía y limpia, con una luminosidad muy bonita para disfrutar de una sobremesa contemplando toda la belleza de Arezzo.


Cortona

Panorámica desde la carretera
El paisaje hasta llegar a Cortona es una sucesión de colores, colinas, campos de girasoles, viñedos, que nos hacían parar en cada rincón y fotografiar cada estampa toscana que queríamos que se fijase en nuestra memoria.


Después de la lluvia de Arezzo, salió el sol con mucha más fuerza y pudimos disfrutar de paradas en los viñedos y campos de todo el valle.  Cortona es otra villa de origen etrusco que fue creciendo encaramada a una montaña del Valle de Chiana, se encuentra a media hora de Arezzo. Pasear por sus empinadas calles te motiva para sentarte en una de sus terrazas para comer o tomar un aperitivo y salir después a recorrer las numerosas tiendas.
Villa típica toscana rodeada de cipreses
Vista de la plaza con el Palacio Comunal al fondo
Santa María Nuova


                                                                                                    
Cortona, aparte de su situación en el valle, tiene la fama por tener uno de los mejores pintores de la primer mitad del siglo XV, Guido di Pietro, más conocido como Fra Angélico. Autor de "La Anunciación" (1433-1434) que se encuentra en el Museo Diocesano de Cortona.

Pero, si por algo en los últimos tiempos es conocida, es por la película "Bajo el Sol de la Toscana" que ha conseguido que todo el valle atraiga a un sinfín de turistas y que cualquier imagen nos sea evocadora de secuencias cinematográficas.





Ruta V. Termas de Saturnia - Orvieto.


Termas de Saturnia

Vista desde la carretera de las Termas
Saturnia se encuentra en la provincia de Grosseto, en el Valle de Orcia, al sur de la Toscana. Las termas de Saturnia son una corriente de aguas sulfurosas de un kilómetro de longitud que corre por el bosque, formando en las rocas una especie de cascadas, de pozas de aguas termales que están a unos 37º de temperatura, y termina en una cascada de unos 4 metros para perderse luego entre el bosque y los paisajes toscanos. Saturnia, cuenta la leyenda que el dios romano Saturno, enfadado con los humanos, lanzó un rayo y provocó que del volcán Amiata brotasen aguas calientes y sulfúreas. Las termas de Saturnia ya eran conocidas por los romanos, a los que se les debe el nombre.

En cascadas se van originando pequeñas pozas de aguas termales
En la Toscana, aparte del variado y seductor paisaje, con sus suaves colinas, bosques, campos de girasoles, viñedos de chianti, pueblos amurallados, arte, gastronomía, ....y un sinfín de alicientes para poder, como decían los romanos, "Otium et serenitas",  hay también una variada oferta de termas naturales y públicas, muchas de ellas gratuitas (como Saturnia) donde poderse relajar como verdaderos romanos en "cuerpo y alma".

La distancia desde nuestro hotel fueron unos 100 km. así que tardamos una hora y unos 20 minutos, la verdad es que volvimos a hacer parte del camino como el día que fuimos a Pitigliano, pero valió la pena, porque lo que queríamos era no tener prisa y poder disfrutar de las aguas termales  relajadamente, sin ningún plan previsto que no pudiéramos cumplir... y sí viniese el caso, pasar todo el día.


Habíamos leído que el atardecer y el anochecer era uno de los momentos más bellos, que la gente se lleva linternas para poder moverse luego por la completa oscuridad. No lo comprobamos, pero ahí os dejo la idea. 

Otro consejo es que no hay que llevar ninguna joya, las piezas de plata se hacen negras, también que los bañadores quedan impregnados del olor de las aguas sulfurosas y cuesta mucho quitar el olor (no es para tanto, pero vale la pena no llevarse el más nuevo y prever llevar una bolsa aparte para poder quitárselo al salir).

Vale la pena ir temprano, pues en verano se colapsan las pozas y el aparcamiento gratuito tiene arboles, así que poder coger una sombra, también es importante. Hay un chiringuito en una de las zonas que preparan bocadillos, focaccias,.... bebidas, helados... y que no está mal de precio. Ésta opción nos pareció la mejor, pues después de los baños, de caminar por la zona, de cambiarnos.... teníamos un hambre canina y nos relajamos en una mesa, al lado de una familia encantadora de Barcelona que venía con sus dos hijos. Nos comentaron que otra muy buena opción es ir al Hotel Terme di Saturnia que tienen una parte de las Termas y también ofertan masajes y Spa, por unos 20 euros la entrada (consultar en su pagina web). La zona de las Termas del Molino, que son las gratuitas, son más salvajes, no están cuidadas, pero eso también tiene su encanto.


Orvieto

Vista panorámica de Orvieto desde la carretera
Una de las calles de entrada al centro histórico
Orvieto, se encuentra en la región de la Umbría, en la provincia de Terni, rodeada por los ríos Paglia y Chiani que van a desembocar en el Tiber. Se alza sobre una colina, y aparece como una gran urbe dominando todo el valle. Como muchas de las ciudades de ésta zona, Orvieto se encuentra encaramada en una montaña de toba volcánica y en el color de la tierra se nota la procedencia volcánica.

La historia de Orvieto se remonta probablemente a la Edad de Bronce, pero el mayor auge urbanístico y económico se produjo en época etrusca. Su pasado etrusco y lombardo ha dejado en toda ésta zona vestigios muy bien conservados, y leer un poco de su historia es apasionante, pues las características de su terreno arcilloso propició  que se construyeran una gran cantidad de galerías subterráneas (muchas de ellas visitables) Parco delle Grotte , pozos y cisternas que conservan toda la riqueza de información sobre como podría ser la vida cotidiana de sus habitantes. Recomendable una visita guiada para entender un poco su historia y  el desarrollo de la "ciudad subterránea" .

Il Duomo
Cuando llegamos enfrente de la Catedral, con el sol de media tarde dándole a la fachada, sólo pudimos exclamar Esplendorosa!!! La de Orvieto es una de las catedrales más impactantes de las que habíamos visto, no son comparables ninguna de las anteriores, pero su fachada con acabados dorados provoca un impacto visual que no te deja indiferente, y que se enriquece con los múltiples detalles ornamentísticos. Es por esto por lo que habíamos leído que para muchos es considerada como "uno de los más bellos edificios góticos"
Fuente:https://sites.google.com/site/obrasdestacadas/orvieto 
http://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_Orvieto 

Una visita guiada la recomendaría sin dudarlo, son tantos los detalles y la riqueza artística que posee, que uno puede perderse entre tanta belleza.

"Se comenzó a construir a finales del siglo XIII y a los artistas y arquitectos de toda Italia les llevó más de 300 años terminar este fantástico híbrido de estilo románico, gótico y renacentista. Pero, indiscutiblemente, la principal atracción del Duomo es el ciclo de frescos que representan el fin del mundo comenzados por Fra Angelico en 1447 y completados entre 1499 y 1503 por Luca Signorelli."


Una muestra de las cerámicas típicas de la zona
Pasear por las calles de Orvieto es pasear por su pasado, el entramado urbanístico, como en todos los cascos antiguos, nos muestra la concepción del espacio de sus antiguos habitantes. Recorrerla nos pareció insuficiente en una tarde, pero fue una primera aproximación para una próxima visita. 

Hay dos opciones para llegar en coche a Orvieto, aparcar en los aparcamientos que hay próximo a la estación de tren y luego coger el funicular (cerca se encuentra la oficina de turismo) que sube a la parte alta, donde se encuentra Il Duomo, o la otra es subir en coche hasta una zona de aparcamientos debajo de la ciudad antigua y después coger las escaleras automáticas que nos llevan lo más próximo del casco antiguo.

Bodega donde hicimos la degustación


Orvieto vale más de una visita, conforme fuimos conociendo toda la información, nos quedamos con ganas de poder hacer una ruta vinícola y gastronómica, sus vinos con denominación de origen controlado "valle del Terni" son de muy alta calidad, hay rutas  organizadas como "la Vía del Vino" que muestra las diferentes variedades de vinos de la zona.

Hay también enacotecas y pequeñas bodegas donde degustar sus caldos.  Nos acercamos a una de ellas y nos sirvieron una degustación de productos de la zona, embutidos, quesos y una ensalada con aliños buenísimos y productos de su huerta. Nos encantó la experiencia!! 

Tanto en la Umbría como en la Toscana hay mucha costumbre de que en las tiendas de embutidos y delicatessen puedas probar sus productos, sus vinos, .. y también te preparan bocadillos. La experiencia está muy bien porque estableces otro tipo de relación y puedes ver más de cerca las costumbres alimenticias.
http://www.24-horas.mx/orvieto-la-ciudad-mas-lenta-del-mundo-video/ 

Orvieto es una de esas ciudades  "slow" (lentas, tranquilas) que potencia el arte de "comer con  lentitud" y que se suma a las nuevas corrientes de ciudades habitables.

Os dejo un enlace que me llamó la atención por una de las tradiciones de Orvieto que se parece mucho a una muy típica de una zona nuestra, de la Vega Baja, "La Pava Borracha"  y en Orvieto se llama "Gallina m'briaca" , lo explican muy bien en el enlace.
http://cms.provincia.terni.it/on-line/es/Home/TurismoTerni/Temas/Sabores/Sabores-Orvietoyalrededores.html  
También en el enlace hay propuestas de excursiones para los que quieran hacer rutas de senderismo o ciclistas. Toda la zona ofrece una gran variedad de propuestas.

"Viaggiare senza tempo fra le note dell’arpa"
http://www.frescodiweb.it/dettaglio_news.php?id=1626 


Momentos antes del concierto
La noche de la despedida no pudo ser mejor!! En Monte San Savino se celebra en verano un Festival de Música que  desde 1995 se ha celebrado ininterrumpidamente. Nos informaron en el hotel muy amablemente, y nos explicaron que en Monte San Savino hay mucha tradición de escuelas musicales, en toda la región se fomenta la música desde la escuela y desde ella han salido muchos grandes músicos.

El concierto de esa noche era de Arpa en el Palazzo di Monte de Ingresso gratuito (gratis) a cargo de Davide Burani. Una maravilla!!! Totalmente recomendable un concierto para poner el punto y final a un viaje. La música es siempre una buena opción.