lunes, 12 de febrero de 2018

El Modernismo del Santuario de la Magdalena y el Castillo de La Mola en Novelda



El Santuario de Santa María Magdalena en Novelda

En el "Valle de las Uvas" entre sierras y valles de la comarca del Medio Vinalopó, a unos 30 km. de Alicante, se encuentra ubicada Novelda. Una situación geográfica muy especial, entre el corredor que atraviesa los valles del Vinalopó y las subbéticas valencianas. Una tierra rica, conocida por su famosa tradición agrícola en la producción de uvas, el  envasado y comercio de especias y también por su extraordinario mármol famoso en todo el mundo.

En lo alto del cerro de La Mola se encuentran los primeros vestigios de los asentamientos del origen de la población de Novelda, el Castillo de La Mola. La situación del cerro y del castillo, con una visión estratégica de todo el valle y una posición privilegiada entre caminos y vías de comunicación naturales,  era un asentamiento ideal para el control del territorio, el intercambio y el comercio.

El Santuario se encentra en lo alto del cerro de La Loma

En este enclave natural tan especial del cerro de La Loma, se construyó un Santuario en el mismo sitio donde se encontraba ubicada una antigua ermita cuya advocación era a la Santa, que desde el siglo XV los antiguos pobladores de La Mola rendían el culto a la imagen de la patrona de Novelda, Santa María Magdalena.

El Santuario de María Magdalena es un edificio sorprendente que nos muestra la influencia de la corriente modernista en un pequeño pueblo de la Península Ibérica. Novelda, sin ser una gran ciudad industrial, generó una economía prospera y rica a finales del siglo XIX y principios del XX, con una clase social burguesa que viaja, que absorbe las corrientes culturales que va descubriendo, debido al auge de las exportaciones, y manda a sus hijos a estudiar fuera. Las nuevas corrientes artísticas del Modernismo impregnan la vida cultural de las prósperas burguesías noveldelses que quieren distinguirse y que quieren estar a la vanguardia de su época.

El rico patrimonio arquitectónico y artístico que atesora Novelda es uno de los requisitos por los que ha sido incluida en la Ruta Modernista Europea junto a importantes ciudades y capitales europeas como Barcelona, Amberes, Lisboa, Turín, Helsinki, Viena, Lieja, Nueva York, Budapest, Hagen, Weimar, Comillas, Palma de Mallorca, València, etc....

El Santuario de la Magdalena es junto a otras casas palaciegas del centro de Novelda, como el Centro Cultural Gómez-Tortosa, la Casa Museo Modernista, el Casino y el Casal del Fester, todas ellas incluidas en las rutas del modernismo europeo.


El trabajo ornamental, la arquitectura de piedra y de las vidrieras nos recuerdan el auge de las formas
onduladas, graciosas y delicadas donde destacan los motivos vegetales y ornamentales.

El Santuario de Santa María Magdalena fue construido por el ingeniero textil D. José Sala Sala, un noveldese hijo de una familia burguesa que cursó su carrera universitaria en la ciudad de Terrassa. Era un magnífico estudiante de su carrera y por esa razón pudo prolongar su estancia en Catalunya por más tiempo,  durante ese tiempo se impregnó de la corriente vanguardista en boga de su época, el modernismo catalán, influido por la profunda religiosidad y simbolismo de toda una visión artística del gran maestro Gaudí.

D. José Sala i Sala fue el maestro de obras y primer constructor del Templo pero no pudo concluirlo. Su construcción se empezó en 1918 y finalizó en 1946.  Durante el  primer periodo de construcción, José Sala hizo muchas visitas a Barcelona para observar la Sagrada Familia que el gran arquitecto Gaudí estaba construyendo, por lo que muchas de sus características estéticas nos remiten a su admirado Gaudí.

El pueblo de Novelda se siente orgulloso de haber contribuido al esfuerzo económico para la finalización del templo, también  de valorar la procedencia de todos los materiales y detalles ornamentales del templo que están construidos con productos autóctonos de la zona. La piedra utilizada en la construcción está extraída de una cantera de la montaña de La Loma, el trabajo de forjado del hierro y estructural de la fabrica de armas de Novelda, el ladrillo rojo de Aspe y los cantos rodados utilizados en la decoración se recogieron del río Vinalopó, etc...

Tanto en la fachada principal como en todo el templo, la inspiración del gran maestro Gaudí se deja ver en cada forma y en cada detalle estético.


Os dejo enlaces para curiosear y para organiza una visita.
http://www.novelda.es/el-modernismo/
http://www.novelda.es/museos-y-monumentos-2/
http://www.artnouveau.eu/es/index.php



Los detalles ornamentales tienen referencias naturalistas

La fachada tiene motivos decorativos con influencias medievales, barrocos y naturalistas.
Tiene una planta de nave central rectangular con dos espacios laterales adosados

Fachada principal del Santuario
En la fachada destacan dos torres laterales de 25m. de altura culminadas por una cruz pétrea.

El Órgano Monumental de Piedra
El órgano es una pieza única, inacabado, construido de piedra y
el
mecanismo ha sido realizado enteramente en mármol.

Vista del Santuario desde la Torre del Castillo de la Mola

Panorámica del Valle del Vinalopó con el Santuario y el Castillo de La Mola

Cuando he visto la foto me ha recordado a la
Sagrada Familia de Barcelona


El Castillo de La Mola es la construcción más antigua de la montaña de La Mola, es donde se encuentran los primeros vestigios del asentamiento primigenio de lo que serían los primeros pobladores de la actual Novelda. 

La construcción del Castillo, fortaleza de origen islámico, se remonta al siglo XII a un primer asentamiento almohade, de los que se conservan restos como la torre cuadrada y parte de las antiguas murallas. Tras la conquista cristiana del Castillo por el Infante Don Alfonso de Castilla, pasaron a la Corona Castellana hasta que en 1305 con el Pacto de Elche pasaron a pertenecer a la Corona Aragonesa formando parte de las tierras del Reino de València.

La situación estratégicamente privilegiada, en lo alto del cerro a unos 300 m. por encima del mar, le permitió controlar un amplio territorio y divisar todo el valle que le rodea.

El Castillo de La Mola está incluido en el conjunto de Castillos del Valle del Vinalopó. El conjunto de Castillos estaban situados en zonas estratégicas donde controlaban las vías de comunicación de todo el territorio, entre la Meseta y el litoral Mediterráneo.

Desde 1931 está declarado Bien de Interés Cultural.

Para saber más:


Vista aérea del Castillo. Foto del MARQ

Desde los restos de la antigua Fortaleza vemos el Santuario y las montañas.

Puerta de entrada al Castillo de La Mola
Guardando los lienzos de la muralla, dos Torres.



Vestigios arqueológicos de la antigua fortaleza

Pasaje para entrar a la Torre
La Torre Rectangular














La subida a la Torre

A los pies del Santuario hay espacios para el recreo y la contemplación del Valle
La subida a la montaña de La Mola es una de las rutas más concurridas por los noveldenses.
Rutas:
http://www.novelda.es/rutas-senderistas/
https://es.wikiloc.com/rutas/senderismo/espana/comunidad-valenciana/novelda
http://ocio.diarioinformacion.com/planes/rutas-excursiones/pla-2079-ruta-cicloturistica-3-petrer-novelda.html
Indicaciones para las diferentes rutas senderistas.

Rutas senderistas por la sierra de La Mola

lunes, 29 de enero de 2018

Howth, un paseo por la costa norte de Dublín



"And your heart beats so slow
through the rain and fallen snow
Across the fields of mourning
Light's in the distance..."   U2



La flota pesquera de Howth es una de las más importantes de la costa este de Irlanda

Llegamos a la península de Howth con un cielo amenazante de lluvia, pero pronto nos sorprendió con un claro y luminoso día, el viento se calmo y el frío nos dio una tregua en el último día del año. Estábamos dispuestos a dejarnos sorprender y disfrutar de un paseo por uno de los pueblos con más encanto de la costa norte de Dublín.

Howth se encuentra situada en una península al norte de Dublín, a unos 16 kilómetros de Dublín, frente a la desembocadura del río Liffey y mirando al mar de Irlanda, desde luego una situación privilegiada para el refugio tanto de la flota pesquera como de aves y animales marinos.

En su origen Howth era una isla, separada de la costa de Dublín, pero por acumulación y sedimentación de tierras acabó quedando unida a la isla. Su historia va unida a la de los  diferentes pueblos que la conquistaron. Su nombre podría venir de los asentamientos vikingos que estuvieron desde el 819 hasta el 1116 que es cuando fueron invadidos por los normandos.

Howth tiene el encanto de una antigua aldea de pescadores y conserva vestigios de la relevancia estratégica que tuvo.  Mantiene faros solitarios por los escarpados acantilados, ruinas medievales de una antigua Abadía, vestigios vikingos y normandos, varias Torres de vigía que aquí se les conoce como Torre Martello, tiene el Castillo de Howth del siglo XII, también es un punto estratégico para los amantes de la observación de aves y rutas senderistas para todos los gustos. Con todos estos atractivos no es difícil que sea una de las visitas más atractivas en nuestro viaje a Dublín.

Otro atractivo más para añadir a nuestra excursión es encontrarnos con alguno de los famosos músicos o escritores que tienen sus casas en Howth. Famosos como el batería de la banda U2 y la tristemente desaparecida Dolores O'Riordan de Cramberries, pero uno de los más famosos es Neil Young que dicen que siempre te lo puedes encontrar tomándose una pinta o un café en alguno de los pubs del muelle... será una leyenda urbana??

Un momento de descanso, conseguiremos ver algún famoso?
mientras tanto, un aperitivo en el puerto de Howth

Todos los barcos estaban amarrados, con un tranquilo mar de invierno, esperando salir a la mar.

Howth se encuentra a unos 16Km. de Dublín y llegar no resulta difícil ni costoso.
Se puede ir tanto en tren : "DART" que sale de la estación del centro de Dublín y tarda unos 30 minutos. Cuesta unos 6 euros ida y vuelta.
También se puede ir en autobús: el autobús numero 31/a en Talbot Street parada Howth.
Hay una opción de ir navegando con Dublin Bay Cruises, en los días apacibles y disfrutar del paisaje costero.

Cruz Celta en homenaje a los marineros en el Puerto de Howth

Una de las calles principales de Howth que se encuentra frente a los vestigios de la Abadía de Santa María.


En el año 1042, el rey vikingo Sitric, se dice que fundó el primer templo en la bahía de Howth, conocedor de sus inmejorables vistas al mar y por su situación, estratégicamente privilegiada. El antiguo templo fue sustituido por la fundación de una abadía en el año 1235, fusionandose más tarde con el Monasterio del Ojo de Irlanda.


Un parque separa el centro de la ciudad de la entrada a uno de los espigones del puerto.

El restaurante "The House" donde probamos los 
productos y sabores del Mar de Irlanda

Howth Mussels, mejillones autóctonos
Sopa de almejas y mejillones con huevo pochado



La visita a la península de Howth merece una relajada parada para una degustación gastronómica. El pueblo de Howth es muy conocido por muchas cosas, por su flota pesquera, por sus acantilados, por las colonias de focas grises, por su curiosa ubicación y por sus pescados y mariscos. Han conseguido todos ellos tener un atractivo y han revitalizado sus ofertas gastronómicas con sus sabrosos y elaborados platos de pescado. Un paseo por todo el paseo marítimo, por el puerto o por las calles principales del pueblo nos puede abrir un apetito canino por los olores y presentaciones que vemos en sus restaurantes. Muchos dublineses se escapan el fin de semana para degustar algunos de sus platos típicos.

Las ostras, los mejillones, las almejas y las gambas son los productos estrella. También son muy demandados el bacalao y el salmón siempre servidos con sus patatas y su delicioso pan negro.

El encanto de las calles de Howth con su estilo marinero, se engalanan de adornos y luces en los días de navidad.

Las puertas georgianas nos siguen acompañando en nuestro viaje a Dublín, en Howth también encontramos todo un barrio con las puertas decoradas en colores, adornadas de Navidad y al estilo georgiano. Hay muchas leyendas entorno a las famosas puertas, pero una de las más conocidas es la que cuenta que se pintaron de colores diferentes cada puerta de cada  casa, para evitar que al volver del pub, los alegres y beodos irlandeses, no se equivocaran de puerta.






Mapa de situación de la península de Howth.


Cinco buenas propuestas para conocer el paisaje que rodea a Dublín.

El Faro del espigón de la pequeña bahía de Howth

El Faro del Puerto de Howth, la pequeña bahía que forman los espigones que protegen el puerto guardan una
gran riqueza biológica, en el duro invierno, aves marinas, infinidad de peces y focas marinas se resguardan esperando tiempos mejores.
Por toda la costa nos encontramos Focas mirándonos

Parecía que estaban en aguas termales, estaban relajados

Las Focas marinas son uno de los atractivos turísticos de Howth, se acercan al puerto en busca de comida y
hacen las delicias de todos los turistas. En días tranquilos se pueden observar la cantidad de focas grises que
viven en la colonia que habita cerca de estas costas, las podemos ver nadando cerca o saliendo a saludar.




Uno de los brazos de la bahía de Howth, al fondo "Ireland's Eye" la pequeña isla deshabitada, al frente el Faro.
En las tranquilas aguas de la bahía podemos ver nadando a varios ejemplares de Focas grises.
       
Celebrando el magnífico día frente al Mar de Irlanda
"Ireland's Eye"
La pequeña isla deshabitada conocida como el "Ojo de Irlanda" vista desde el puerto.
Torre Martello en "Ireland's Eye" vista desde el puerto
Desde la pequeña playa de la Bahía de Howth














Uno de los brazos del puerto de la bahía de Howth desde donde se puede ver "Ireland's Eye" el "Ojo de Irlanda"
"Ireland's Eye" es una pequeña isla deshabitada que se encuentra frente a la bahía de Howth, justo al norte.
La pequeña isla deshabitada es un santuario para las aves marinas y un destino ideal para los ornitologos y observadores

Baily Lighthouse es el Faro situado al sur de la bahía de Howth
Cuentan que desde 1667 se encuentra en funcionamiento, primeramente como una linterna de piedra, donde
se ponía en el centro un fuego alimentado por maderas y carbón. En 1814 fue construido tal y como lo vemos ahora.
Foto propiedad de IvonneM.





Esta entrada del blog se la dedico con todo el cariño a Dolores O'Riordan, que nos ha dejado, por toda esa música que me ha hecho soñar con Irlanda infinidad de veces con solo escucharla.